"Súbete a mi moto" La historia de Menudo contada según su creador

Es 1987 y vemos a cinco chicos de espalda, con pantalones ajustados y brillantes, listos para salir al escenario. Afuera se escuchan gritos de jóvenes enloquecidas de emoción. Cada uno de ellos tiene un casco en la mano y una moto a su lado. Mientras los chicos se ponen el casco, suenan los motores que caracterizan el comienzo del tema “Súbete a mi moto” y el ruido de las fans se vuelve ensordecedor. Se levanta la pantalla que le da acceso al grupo al escenario y el ruido del motor de la canción se fusiona con el sonido de las turbinas de un avión y de allí vamos al famoso avión de Menudo que llevaba su logo.

 

Dentro del avión, rodeados de ejecutivos de la industria musical están Edgardo Díaz, el creador y manager del grupo desde sus inicios hasta su disolución, y Joselo, otro de los responsables directos del éxito del grupo. Todos tienen copas y están brindando por un contrato que acaban de firmar cuando uno de los motores comienza a fallar. Empiezan a perder altura peligrosamente y el pánico empieza a hacerse presente.

 

Afortunadamente, logran aterrizar de emergencia, aunque ocasionándole severos daños a la aeronave. Edgardo ve el desastre y comenta que parece que les va a tocar empezar otra vez. “Pues empecemos otra vez”, le responde el siempre optimista Joselo. Y agrega: “Quizás este no sea el mejor momento para decírtelo, pero parece que Ricky Martin se quiere retirar del grupo”.

 

Edgardo va a responder, pero justo en ese momento llegan unos rescatistas en motos.  Cada uno se sube como parrillero a una de las motos y volvemos a fundir con el concierto y los cinco chicos cantando el tema de la serie. De los chicos pasamos a las fans que los ven maravilladas desde el piso… y que siguen gritando mientras subimos con la cámara hasta el cielo azul, donde los gritos ya no se escuchan. Cuando la toma vuelve a bajar, estamos en Cagua, Puerto Rico, en 1977, donde se inicia la historia de Menudo.

 

Un Edgardo más joven está sentado en casa de una prima, viendo a unos niños tocando instrumentos y cantando. Su prima le dice que en vez de ayudar a tantos grupos de gente que no conoce debería aprovechar el talento que hay en la familia. Edgardo se queda pensando. La verdad es que no suenan mal. “¿Ustedes tienen un grupo”, les pregunta Edgardo.

 

“No”, le responde uno de los chicos.

 

“No, todavía”, lo corrige otro.

 

Edgardo los ve y los ojos le brillan pensando en el potencial. Nos acercamos a su mirada, despierta y vivaz, pero cuando nos alejamos vemos que ahora esa mirada le pertenece a un hombre mayor. Es Edgardo en la actualidad. Está en su casa, donde una joven bloguera, Julieta, lo está entrevistando.

 

“No puedo creer que en esos tiempos podía trabajar hasta catorce horas con menores de edad, ¡con razón no volvió a haber un grupo como Menudo!”, dice Julieta, el personaje que conecta la historia del grupo con la actualidad y gracias a la cual nos iremos enterando qué sucedió con cada integrante del grupo. A Edgardo le encanta Julieta, pero la chica tiene una agenda oculta. Su madre fue una de las más aguerridas fans de Menudo… y una de las mayores detractoras de Edgardo. Por eso, a escondidas de su familia, Julieta decidió investigar al grupo sin saber que con ello iba a destapar uno de los mayores secretos de su familia y algo que hará que finalmente Edgardo tenga que enfrentar las decisiones más difíciles de su carrera.

 

En resumen, la serie sucede en tres planos. En primer lugar, viviremos la etapa que va de 1977 a 1987, la que va desde los inicios de un sueño que parecía imposible hasta la consagración de un grupo que se convirtió en un fenómeno mundial. En segundo lugar, veremos la etapa de decadencia, que va desde 1987 (cuando sucede la pérdida del avión) hasta 1997, cuando se vendió el nombre de la banda y la agrupación pasó a ser conocida como MDO. Y cada punto lo iremos conectando desde el presente, en donde Lorena, la madre de la bloguera Julieta, nos mostrará la verdadera pasión de una “menudomaniática” y desencadenará el conflicto final, el que enfrentará el amor infinito e incondicional de las fans con la visión de negocio de un exitoso empresario musical.

 

Más de 30 chicos pasaron por Menudo, la gran mayoría dejando una profunda huella. Con drama, emoción, anécdotas increíbles y canciones antológicas “Súbete a mi Moto: La Historia de Menudo”, contará una aventura de proporciones épicas, la historia del fenómeno juvenil que revolucionó para siempre la música pop Latina.

15 x 60min

USA